Area de Audiología

Contamos con un equipo de evaluación, diagnóstico y tratamiento de la audición en niños, adolescentes y adultos. Nuestro equipo está conformado por Médicos Otorrinolaringólogos y Lic. en Fonoaudiología, esto permite abordar cada caso particular con las herramientas de diagnóstico y tratamiento ajustadas a las demandas particulares.

 

Audiometría tonal:
Es una prueba subjetiva (la respuesta depende del paciente) que permite conocer el umbral auditivo, es decir, lo mínimo que se percibe como sonido. Se evalúan los oídos por separado a distintas frecuencias. Se detectará, entonces, la normalidad auditiva o por el contrario pérdidas auditivas. Se puede realizar a partir de los 5 años (si se condiciona bien a la prueba, en algunos casos desde los 4 años).

El paciente se coloca cómodo y sentado dentro  de la cabina sono-amortiguada (nuestras 2 cabinas en Fonoar son amplias y puede realizarse el ingreso con silla de ruedas), allí escuchara sonidos suaves y debe responder de la manera en que se  le indique, cada vez que los escucha. No requiere preparación previa y no tiene  contraindicación alguna.
Para el ingreso a 1º grado de la primaria y 1º de la secundaria es obligatorio este estudio.

Logoaudiometría:
Evalúa la capacidad de comprender el lenguaje hablado a través de la discriminación de palabras (por ello es una prueba fundamental para la persona que necesita utilizar audífonos). El paciente dentro de la cabina sono-amortiguada, deberá repetir en un micrófono las palabras  fonéticamente balanceadas que escucha. Se saca un porcentaje en base a los aciertos entre un 0 a 100%. No requiere preparación previa y no tiene alguna contraindicación.

 

Acufenometría:
Es la técnica que evalúa la intensidad y frecuencia  del acúfeno o tinnitus.  Se denomina acúfeno o tinnitus a un ruido patológico autogenerado que percibe el paciente y no está ocasionado por un estímulo sonoro externo. Es una sensación subjetiva de sonido originada  por lo general, en la cóclea y la vía auditiva. Su origen no siempre se relaciona con problemas auditivos. La medición del acúfeno permite saber en qué frecuencia se sitúa el sonido que refiere oír el paciente y con qué intensidad lo percibe. Este estudio no requiere preparación previa y no tiene alguna contraindicación.

Impedanciometria/Timpanometria:
Es una prueba objetiva (no requiere la colaboración del paciente) que permite medir la respuesta y el estado del oído medio.  Dicha prueba auditiva consta de la timpanometría y la evaluación de los Reflejos Acústicos.
Se puede realizar desde recién nacidos hasta adultos. El paciente se acomoda en una silla y se le introduce una probeta con un tapón (tip) en la entrada de su conducto auditivo. No es un estudio doloroso. Es rápido, simple y solo requiere que el paciente no se mueva demasiado o hable. Sentirá una leve presión y unos sonidos cortos de distintas frecuencias. No requiere preparación previa.

 

Potenciales Evocados Auditivos:
Los Potenciales Evocados Auditivos de Tronco Encefálico (PEATC) son la respuesta electrofisiológica del sistema auditivo ante un estímulo sonoro. Este estudio permite establecer, por comparación con las respuestas consideradas normales, diversas patologías o disfunciones del aparato auditivo y las vías nerviosas. 
Se trata de un estudio NO invasivo, inocuo para el paciente y no doloroso. Un estímulo auditivo es enviado a través de auriculares y las respuestas se registran por medio de electrodos de superficie dispuestos en la frente y detrás de los pabellones auriculares de ambos oídos.

Otoemisiones acústicas:
Este estudio se realiza como parte del screening al recién nacido, aunque se puede realizar a todas las edades.  Es objetivo, no invasivo ni doloroso. Es simple y rápido. Es una prueba que evalúa la salud de la cóclea y permite la detección temprana de las hipoacusias congénitas y perinatales. Se coloca una pequeña sonda con un tapón según la medida del conducto del recién nacido y durante algunos segundos, se le pasaran sonidos suaves en frecuencias agudas para estimular la cóclea. El resultado de la respuesta coclear  ante esa estimulación, lo recoge el mismo equipo y lo traduce en valores, que luego se analizaran. No hay contraindicaciones para realizar este estudio y no requiere preparación previa. 

Los pacientes que presenten uno o más  de los siguientes factores de riesgo, deberán repetir el estudio, aunque los resultados sean normales, algunas veces más antes del 1º año de vida, como medida preventiva.

 

Factores de riesgos de hipoacusia:

  • Antecedentes familiares de sordera

  • Infecciones gestacionales (rubeola, citomegalovirus, sífilis, toxoplasmosis, herpes)

  • Malformaciones craneofaciales

  • Peso menor 1500Kg al nacer

  • Hiperbilirrubina 

  • Meningitis bacteriana

  • Medicación ototoxica

  • Ventilación mecánica por más de 5 días

  • Hallazgos asociados a síndromes que incluyan reconocidamente sordera conductiva o neurosensorial

  • Puntaje Apgar de 0 a 4 en el minuto 1; de 0 a 6 en el minuto 5

  • Al detectarse tempranamente se podrá lograr que los niños afectados alcancen el máximo potencial de desarrollo del lenguaje expresivo,  la lectoescritura,  estabilidad emocional, educación e integración social.


Para la realización de esta prueba, cuando se trata de un adulto, es preciso que el paciente esté tranquilo y relajado. En el caso de bebés y niños pequeños el estudio se realiza bajo sueño fisiológico. Por otra parte, la realización de este examen no conlleva ningún tipo de riesgo.
Este estudio de los PEATC en la evaluación de bebés o niños pequeños está indicado cuando se sospecha de la existencia de pérdida auditiva, ante la existencia de factores de riesgo auditivo y la no obtención de respuesta en el estudio de OEA (Otoemisiones Acústicas). Puede ser indicado según el criterio médico como parte de la batería de evaluación en pacientes adultos. Y permiten identificar y cuantificar la pérdida auditiva en niños y adultos que no pueden o no quieren participar en una prueba subjetiva como la audiometría.

 

Prueba de Selección y adaptación de audífonos:
Para realizar esta prueba es necesario que el paciente se presente a la consulta con los estudios de audiometría y logoaudiometria. La Fonoaudiologa  según el tipo de pérdida auditiva, determinara si amerita el uso de uno o dos audífonos y de qué tipo (retroauriculares, intracanales, potentes o suaves). 
El paciente comentará los beneficios o dificultades que vaya observando durante la prueba y en las distintas situaciones: conversaciones en voz baja,  habla con ruido de fondo, frases, palabras sueltas, ruido de la calle y con música. Se determinara el tipo de adaptación necesaria, el modelo del audífono, la gama, de acuerdo al rendimiento en  cada una de estas situaciones de escucha.

 

La utilización de los  audífonos proporciona:

  • Mejor comprensión de la palabra en situaciones de grupo e incluso en entornos ruidosos

  • Posibilidad de determinar la direccionalidad del sonido

  • Superior calidad y homogeneidad 

  • Escucha más placentera

  • Enmascara los acufenos

En caso de pérdidas auditivas bilaterales, la recomendación siempre será el uso de dos audífonos, lo que proporcionara una mejor calidad en la escucha y que  los dos oídos activos evitando un deterioro en la audición. Una vez seleccionado el  mejor audífono para cada caso, se pactara una sesión de entrega, en la cual se darán las pautas para el correcto uso, limpieza, mantenimiento y se explicara el proceso de  adaptación de los mismos. Luego de la entrega, el paciente deberá concurrir a dos controles, como mínimo,  que serán parte del servicio post venta, en donde podrá manifestar todas sus inquietudes. Consideramos  esta instancia fundamental en la cual acompañaremos al paciente,  a que logre alcanzar el mayor beneficio de esta nueva experiencia.

Calle 10 nº 420 e/ 40 y 41 - La Plata - Buenos Aires - CP 1900

Tel: (0221) 423-3331

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram

Centro Fonoar - 2020